Angie Garcia

Angie Garcia

Seguidores

sábado, 29 de enero de 2011

De espía por Madrid, III parte

--------------------------------------------------------------------------------
 

domingo, 23 de enero de 2011

De espía por Madrid, II parte

--------------------------------------------------------------------------------
 

martes, 18 de enero de 2011

De espía por Madrid, I parte

--------------------------------------------------------------------------------
 

jueves, 13 de enero de 2011

martes, 11 de enero de 2011

Comida de Reyes en casa del traidor, II parte

--------------------------------------------------------------------------------
Seguro que se ha quedado de piedra cuando ha oído la cisterna del WC, pienso. Ahora es el momento de hacer mi salida triunfal. Así que salgo, con la cabeza alta, desafiante, dispuesta a enfrentarme al cabrón que está engañando a mi amiga. Pero al contrario de lo que me espero, él, no parece sorprendido, ni nervioso. Sólo me sonríe y me dice:
Traidor: el cordero ya está.
¿Igual es tonto y cree que no me he enterado? Me quedo allí plantada viéndolo ir hacia la puerta. Estoy en blanco, pero no puedo dejar pasar la oportunidad de decirle que lo sé todo.
Yo: ¡espera!
El traidor se detiene y me mira.
Yo: quiero que sepas que esta tarde la “pelma”, es decir yo, no voy a poder ir con tu mujer a dar un paseo, así tendrás que pensar en otro plan para poder ir a ver a tu amante (que de película me suena lo de tu amante).
El traidor me sonríe, chulito. A mí las piernas me tiemblan y una vocecita dentro de mi cabeza me dice con rintintín: “La estás cagandoooo.”
El traidor se acerca a mí y me susurra al oído.
Traidor: ¿qué quieres?
Yo: que se lo digas.
Traidor: y, ¿para qué? ¿Crees que se va a sentir mejor sabiéndolo? Tiene una vida feliz. Yo, le doy una vida feliz, llena de cosas. Eso es lo que te jode, ¿no? Que tú no tienes nada ni a nadie y no soportas ver a tu amiga feliz.
Yo: ¿tú eres gilipollas o qué? Le pones los cuernos y encima, esperas que ella esté agradecida y que yo me calle Tú flipas tío.
Traidor: Tú no eres nadie para meterte en nuestras vidas.
Yo: No me estoy metiendo en vuestras vidas. Me estoy metiendo en la de mi amiga porque la tuya, capullo, me importa una mierda.
Entonces oigo a mi amiga Eva acercándose por el pasillo, diciendo: ¿dónde estáis?, ¡la comida se está enfriando!
Yo: se lo vas a decir o si no, se lo diré yo.
El traidor me mira con fuego en los ojos. Tiene los brazos en jarras, la mandíbula marcada por la fuerza con la aprieta los dientes y los agujeros de la nariz aumentan de tamaño con cada respiración.  No sé que le retiene para darme un guantazo, y por unos segundos creo que lo va a hacer. Pero entonces ocurre algo que me pilla desprevenida. El traidor me coge por las muñecas, me lanza contra su cuerpo, me rodea con los brazos y me besa. Antes de que pueda apartarme, Eva entra por la puerta.
Continuará...
Por cierto, el sábado voy a Madrid a hacer de espia...
Besos!

sábado, 8 de enero de 2011

Comida de Reyes en casa del traidor, I parte

--------------------------------------------------------------------------------
 

martes, 4 de enero de 2011

¿Hablar o callar?

--------------------------------------------------------------------------------